El desierto de Lompoul

desierto-lompoul-senegal

A camino entre Dakar y Saint-Louis, en la gran costa Atlántica de Senegal, se extiende un pequeño desierto al lado del mar, el desierto de Lompoul.

Con una extensión de 18 kilómetros cuadrados de superficie, se encuentran las dunas móviles más bellas de Senegal, ¡algunas con una altura de 30 metros! Lo que te da una sensación de estar metido en medio del Sáhara o en los grandes desiertos de Mauritania. Crecen eucaliptos y arbustos que los propios habitantes de Sahel han ido plantando para evitar lo que parece una irremediable invasión de la arena a los pueblos cercanos. Se forma un bonito diseño entre la alargada figura de los eucaliptos y el perfil redondeado de las dunas. Hace una temperatura agradable, ya que corre una agradable brisa marina que refresca las dunas y mueve la arena caliente.

Para conocer el lugar, valdría con una visita corta, de una mañana o una tarde de duración. Pero si prefieres pasar la noche acampado en una jaima y dormir bajo el espectacular cielo estrellado, existe un pequeño hotel para alojarse en medio de las dunas: Ecolodge Por la noche se pueden escuchar los ritmos de los djembés y disfrutar de un fuego de campamento bajo las estrellas.

Si te encuentras en Sahel durante noviembre, no os podéis perder el festival de música que tiene lugar en esta zona del país. En el desierto de Lompoul se reúnen todo tipo de artistas ofreciendo un gran espectáculo: artistas procedentes de todo el continente africano y público venido del mundo entero.

El desierto de Lompoul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba